Los temporizadores interruptivos pueden asociarse solamente a Tareas de Usuario y deben definirse en el workflow del proceso. Para utilizar temporizadores interruptivos, debes establecer el tiempo límite en el cual se debe completar la tarea y un camino alternativo del flujo.

Si se alcanza el tiempo límite y la tarea no se completó, la tarea se cancela y el flujo continúa por el camino indicado por el temporizador. Es decir que el flujo seguirá según lo que se alcance antes: la tarea o el tiempo establecido.

El siguiente gif te mostrará cómo configurarlos:



Para configurar el temporizador debes hacer doble click en él. Podrás elegir cuántos años, meses, días, horas, minutos o segundos deseas establecer como plazo antes de que se active el temporizador. También podrás configurar el temporizador de acuerdo con una fecha absoluta que se tomará dinámicamente a partir de un campo tipo Fecha.



Es importante tener en cuenta que se puede asociar un único temporizador interruptivo por Tarea de Usuario.

Una vez vez que se alcanza el tiempo establecido, la tarea se cancela y el flujo continúa por el camino alternativo que has configurado. Por este motivo, no resultaría útil combinar dos temporizadores interruptivos en una misma tarea.

Si deseas saber cuál es la utilidad de configurar temporizadores interruptivos, dirígete al siguiente post.
¿Este artículo te resultó útil?
¡Gracias!