This article is also available in:
Si bien ambos (duración y temporizadores) pueden ser utilizados independientemente unos de otros, pueden utilizarse de manera conjunta y complementarse.

La duración de una tarea cumple la función de notificar al asignado del tiempo o fecha de vencimiento de la misma. Una vez cumplido el tiempo o llegada la fecha ninguna acción se ejecutará. Esta funcionalidad es útil ya que genera información relevante sobre el desempeño de los usuarios en sus respectivas tareas.

Por el otro lado, los temporizadores sí tienen la función de ejecutar una acción una vez se alcanza el tiempo o la fecha de su configuración. Alcanzado el tiempo determinado en el temporizador, éste se ejecutará y la instancia de proceso seguirá el camino definido como condición de salida. Por tanto, los temporizadores son útiles para evitar retrasos en los procesos por la falta de realización de tareas, enviar recordatorios, entre otras acciones que pueden ser ejecutadas.

Al combinar la duración con los temporizadores se logrará tanto notificar al usuario del vencimiento de la tarea como también ejecutar otro tipo de acción una vez se cumple el plazo.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!