A diferencia de los temporizadores interruptivos y no interruptivos, un temporizador intermedio permite retrasar la ejecución de cierta etapa del proceso.

Cuando el flujo llega a un temporizador intermedio, se comienza a contabilizar el tiempo y el flujo se detiene. Una vez alcanzado el intervalo establecido, el flujo continúa su camino.

Esta funcionalidad es exclusiva del Plan Premium y puedes configurarla de la siguiente manera:



Si agregas más de una condición, el temporizador esperará hasta que se cumpla el tiempo total. Ejemplo: las condiciones “1 año” y “6 meses” harán que el flujo continúe transcurridos 1 año y 6 meses.

Un temporizador intermedio puede ser utilizado en cualquier etapa del workflow, no necesariamente antes o después de una tarea de usuario.

Utilidad de los temporizadores intermedios

El temporizador intermedio es útil en todos los casos en que se requiera retrasar el flujo o esperar cierto tiempo. Algunos ejemplos:

Esperar 3 días antes de hacer seguimiento a un potencial cliente.
Esperar 45 días y luego comprobar si se recibió el pago de una venta.
“Dormir” un documento que debe ser revisado cada 6 meses (ej: Plan de Marketing).

Cuando una instancia de proceso llega a un temporizador intermedio no hay tareas activas, por lo tanto no podrás encontrarlo en las búsquedas. Una forma de encontrarlo es desde las Métricas & Reportes > Tiempo Real. Allí aparecerá con un ícono de reloj y el tiempo que ha transcurrido. También podrás encontrar todas las instancias pausadas por un temporizador intermedio creando un Reporte a Medida y filtrando las instancias por aquellas “pausadas por temporizador”.

Diferencia entre temporizadores intermedios y temporizadores interruptivos:



El temporizador intermedio posicionado entre las tareas 1 y 2 tiene el siguiente comportamiento: una vez completada la tarea 1, se esperará 10 minutos antes de asignar la tarea 2.
El temporizador interruptivo asociado a la tarea 1 tiene el siguiente comportamiento: si pasados 10 minutos la tarea 1 no se completó, se cancelará y el flujo continuará hacia la tarea 3.

Diferencia entre temporizadores intermedios y temporizadores no interruptivos:



El temporizador intermedio actúa exactamente igual que en el caso anterior.
El temporizador no interruptivo asociado a la tarea 1 tiene el siguiente comportamiento: si pasados 10 minutos la tarea 1 no se completó, se paraleliza el flujo asignando la tarea 3. Notar que la tarea 1 no se cancela, de allí su nombre “no interruptivo”.
¿Este artículo te resultó útil?
¡Gracias!